Pertenencias

Administra tus finanzas y mantente al corriente con el pago de tu seguro

Enrique Corte Barrera
Por Enrique Corte Barrera
Hace 2 meses
3 min de lectura
Administra tus finanzas y mantente al corriente con el pago de tu seguro

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (2018), el 45.2% de los mexicanos no pudo cumplir con el pago total de sus gastos con sus ingresos, y apenas el 25% cuenta con un seguro, principalmente de vida, de gastos médicos y de auto.

La encuesta también refiere que solo el 35% lleva un registro de sus gastos, y la mitad de ellos lo hace de forma mental. Otro dato interesante es que el 86% de ese mismo grupo dice enfrentar al menos un gasto inesperado al mes.

Asimismo, datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) refieren que 57% de la población posee un crédito, mismo que utiliza principalmente para gastos personales, como comida o servicios (22.6), para pagar otras deudas (9.8) y para enfrentar emergencias e imprevistos (8.2).

Ante este panorama de incertidumbre, contar con los seguros adecuados puede ser una fuerte herramienta para mantener nuestra estabilidad financiera, familiar, profesional y personal, ya que ofrecen protección y respaldo precisamente ante situaciones adversas e inesperadas.

Como usualmente se dice, “es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”. Sin embargo, ¿qué pasa si es precisamente una eventualidad la que complica mantener al corriente el pago de nuestro seguro?

En este caso, lo más común es que se invalide la cobertura y el usuario quede expuesto, lo cual puede originar una cadena de consecuencias indeseables. 

También es posible que se pierdan beneficios de antigüedad, como tarifas preferenciales, cobertura de ciertos siniestros o enfermedades, o incurrir en faltas a leyes y reglamentos, como en el caso de los seguros para automóvil, obligatorios en la mayoría de las ciudades.

También puedes leer: Los seguros más raros del mundo

Si estás entre los millones de mexicanos que no tienen un plan para imprevistos financieros, puedes comenzar a prepararte tomando en cuenta que algunos de los gastos inesperados más típicos son:

  • Problemas de salud
  • Medicamentos
  • Accidentes
  • Fallecimientos
  • Primas anuales de seguros
  • Intereses de tarjetas
  • Multas de la línea de crédito
  • Reparaciones de emergencia en el hogar
  • Reparación de vehículos
  • Regalos y celebraciones
  • Clases
  • Actividades deportivas y culturales
  • Matrimonios, divorcios y cambios repentinos
  • Viajes de emergencia
  • Mudanzas
Consejos para que nunca te falte liquidez
  1. Una forma sencilla de comenzar a organizar tus gastos es a través de aplicaciones digitales con las que puedes ubicar cada centavo que entre o salga de tu bolsillo
  2. Cuando tengas claro cuánto y en qué gastas, organiza los pagos por orden de prioridad
  3. Recorta tus gastos no esenciales y encuentra esas fugas de dinero que a la larga hacen una gran diferencia
  4. Planifica tus finanzas según la etapa de tu vida, no siempre son las mismas necesidades
  5. Prepara tu ahorro de emergencia.
  6. Si eres una persona casada o jefa de familia, contempla también las necesidades de quienes dependen de ti
  7. Algunos especialistas recomiendan destinar el 50% de tus ingresos a los gastos más básicos, 30% a gastos personales y 20% para tus ahorros.
  8. Aprovecha tu tarjeta de crédito, pero págala a tiempo y no gastes más de lo que ganas
  9. Elige bien tus seguros para garantizar que estén cubiertos los aspectos esenciales y evita pagar por servicios que nunca vas a utilizar
  10. Analiza inversiones y busca la mejor para ti según tu perfil y la etapa de vida en que te encuentres. “Deja que el interés compuesto haga su magia”.
  11. En el caso de problemas de salud, analiza las opciones más competitivas a tu alcance para tratarte
  12. Recurre a préstamos si es necesario, pero solo por montos indispensables y con plazos de pago dentro de tus posibilidades reales
  13. Compara precios, caza ofertas y realiza compras inteligentes, los abonos chiquitos no suelen ser la mejor alternativa
Cerrar